FM LUZ

100 % Cristiana

“EL DON DE DAR VIDA”

Ser madre no es una tarea fácil, ya que, debes estar al pendiente de las necesidades de tus hijos, incluyendo las tuyas y las de tu marido. Pero, “nada supera el don de dar vida”, así lo explica Olga Vásquez, una madre todo terreno, quien dio a luz a tres hermosas niñas, tras ser sanada por Dios de un tumor en el útero. ¡No te pierdas esta maravillosa historia!

-Noticias Cristianas (NC): ¿Qué se siente tener muchos hijos al mismo tiempo? 

Olga Vásquez (OV): Ser madre significa convertirse en una mujer multifacética, ya que, aprendes a ser mamá, maestra, enfermera y esposa a la vez. Tener niños pequeños implica mucho tiempo y esfuerzo físico, esto es algo que muchas mujeres no son capaces de soportar. Pero, al final del día, cuando ves a tus hijos crecer sientes una gran satisfacción y una alegría inmensa, que nadie podrá quitarte.

-NC: ¿Cuál es la diferencia entre una madre cristiana y una inconversa? 

-OV: Una vez que llegamos a Cristo, nuestros valores cambian. Lo que antes nos parecía bueno, ahora ante los ojos de Dios es visto de otra manera. Estar en los caminos del Señor, te enseña a saber a tratar con amor, paciencia y comprensión a tus hijos y comienzas a darle un mejor ejemplo a tus pequeños, para que cuando ellos crezcan, lleguen a ser buenos ciudadanos.

-NC: ¿Cómo haces para mantener un equilibrio entre tu vida matrimonial, espiritual y tu rol como madre?  

-OV: El primer lugar siempre lo debe tener Dios, luego tu matrimonio, pero cuando tienes muchos hijos, es complicado, ya que, el tiempo se reduce y debes estar cuidando de ellos, atendiéndolos y muchas veces, se descuida la vida conyugal. Pero, debemos aprender a distribuir el tiempo para que la familia se mantenga siempre unida.

-NC: Cuando te enteraste de que tenías un tumor en el útero, ¿sentiste que tu vida se acabó?

-OV: Sinceramente nunca le he tenido miedo a la muerte. Tuve mi primera hija a los 19 años y desde ese momento, mi vida cambió. Duré 12 años cuidándome de no volver a quedar embarazada y mientras transcurrió ese tiempo, conocí a Dios y comencé a cambiar, pero, las responsabilidades me abrumaron y quería apartarme del Señor. Cuando estaba en ese dilema, el Señor me envió una niña y di a luz a mi segunda hija. Luego, comencé a inyectarme como método anticonceptivo, pero, comencé a sangrar muy frecuentemente. Fui al ginecólogo y éste me dijo que tenía un tumor. Inmediatamente, me hice varios exámenes y al ver que el tumor se duplicó, comencé a orar y tuve fe.

Presencia del tumor duplicado 

Un día estando en la iglesia, sentí como una mano caliente se posó sobre mi vientre. Aún sangraba, pero, en ese momento, creí en la sanidad divina. Al cabo de unos días volví a ir al ginecólogo y al realizarme un eco, el tumor ya no estaba. Dios me sanó y al poco tiempo, quedé embarazada nuevamente, de mi tercera hija. Hoy, tengo cuatro hermosas hijas.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe { width: 100% !important; }

The post “EL DON DE DAR VIDA” appeared first on Noticias Cristianas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *